• 14 de Marzo, 2019

Ama si quieres ser feliz, ama y todo cambiará.

Una persona enamorada no ama a su cónyuge por el aspecto físico, o por lo que ella es, sino por sus virtudes e integridad. La persona que ama de verdad, ama en todo tiempo y no es interesada, ama porque hizo un compromiso perenne con su compañero de vida.

Muchas veces en el matrimonio ocurren fricciones, momentos difíciles que no se han podido superar, por asuntos que Él o ella hizo, y existen heridas en el corazón que no son reveladas, porque no hay sinceridad.

Cada día debes compartir amor y felicidad con la persona con quien te casaste, los detalles no se pueden pasar por alto, las bellas palabras no deben perderse y las ganas de amar con todo el corazón no pueden concluir, sino más bien acaparar todos los días los mejores momentos, llenos de amor, dicha y cariño.

Somos ejemplo de nuestros hijos, ellos ven y se dan cuenta de cómo vivimos en el matrimonio, cómo es nuestra relación conyugal, y es esto lo que les transmitimos, si ellos observan unos padres que se aman, crecerán en un hogar estable y sólido. Muchas veces se trata de aparentar que todo está yendo bien, cuando la realidad es otra, pero Dios en su misericordia nos llama hacia Él para poder arreglar dichas situaciones y tener la victoria segura.

El diablo anda como león rugiente buscando a quién devorar,  pero si el matrimonio está firme, buscando a Dios, teniendo una vida espiritual en ayuno, oración, leyendo la santa palabra y también permaneciendo siempre juntos, a pesar de las circunstancias difíciles, no habrá tentación que destruya aquella familia.

Usted sabe cómo está su matrimonio, de repente se equivocó, cometió errores, dijo una palabra que hirió a su cónyuge y ha dañado de una u otra forma su matrimonio, pero hoy hable con Dios, pídale perdón y ayuda, Él vendrá y sanará sus heridas con su inigualable amor, te enseñará a perdonar de corazón y a olvidar todo los episodios difíciles.

La Iglesia del Movimiento Misionero Mundial en Trujillo, realizó el servicio especial de matrimonios, donde el Rev. Marco Rau; Oficial Nacional del MMM en el Perú, fue el expositor del mensaje del cielo.

deja tu comentario