• 11 de Marzo, 2019

UN GRAN PASO DE OBEDIENCIA

Vamos a hacer un pacto, un compromiso de por vida con Dios, una vida de santidad, pureza, justicia, valores, principios y moral.

La Iglesia del Movimiento Misionero Mundial en el Perú, celebró el 1° Bautismo en agua del presente año, el evento se realizó en el Club 07 de agosto, Ñaña. En esta actividad cristiana participaron los hermanos que pertenecen al presbiterio de Huaycan, Chosica y Jicamarca.

Nuestros hermanos que han tomado este paso muy importante en sus vidas, han obedecido al sacramento establecido por el Todopoderoso, cumpliendo con mucho amor y fidelidad este gran mandato con frutos verídicos de haber nacido de nuevo en Cristo Jesús

Hoy ellos han muerto para este mundo y se levantan para una nueva vida, anclada a Cristo, con principios cristianos y conductas de moral óptimas. Es el evangelio de Dios, nos instruye y educa, nos cambia la vida y nos liberta el alma.

No estamos siguiendo cualquier religión porque el hombre no necesita de ello, sino prescinde de una relación con su creador, recordemos lo que dijo nuestro Salvador: Sin mí, nada podéis hacer, yo soy la vid verdadera.

deja tu comentario